No le agradas a todo el mundo, y está bien

by - noviembre 26, 2017

“No eres monedita de oro para caerle bien a todo el mundo”, qué frase más cierta. ¿Qué es lo que nos impulsa a creer que debemos ser del agrado de todos?

En el trabajo, en la universidad, incluso en la familia, hay personas con las que no congeniamos, y así es para todos. Así es como funciona. No eres del agrado de todos, y eso está bien. No hay una sola persona en este mundo que sea esa monedita de oro. No vale la pena desgastarse en tratar de caer bien a quienes no te mirarán con los ojos que quisieras: no te comprarán lo que quieres venderles y será una pérdida inútil de tiempo.

Tratar de convencer a otros de que eres una persona valiosa es un desgaste innecesario. Ciertas personas simplemente no lo verán, por mucho que te esfuerces. Debes canalizar tus energías y saber dónde vale la pena ponerlas.

La gente que te ama y valora es “tu gente”. Al resto, déjalos pasar, no eres su monedita ni ellos son la tuya. Quédate con quienes te aprecian tal cual eres. Sé siempre auténtic@ y verás que siempre habrá gente que se sentirá atraído de una u otra manera por tu esencia.

También te puede interesar

0 comentarios