Aprende a viajar liviano con estos tips

by - enero 24, 2018

Foto: Amelia Wells
Viajar es siempre una experiencia enriquecedora, en la cual se buscan distintas cosas: descansar, conocer gente, visitar lugares increíbles y absorber al máximo todo aquello que el lugar pueda ofrecer. Para poder hacerlo, lo ideal es viajar con un equipaje reducido que no nos moleste en nuestros traslados, cosa difícil a veces ¿verdad? Pues aquí les compartimos algunos consejos de expertos en viajar liviano para que tu próxima aventura la vivas a full.
  1. Nunca uses una maleta que sea más grande que el equipaje de mano. De esta forma, no podrás llenarla de cosas inútiles.
  2.  Lleva una mochila dentro de tu maleta, para que puedas traer contigo de regreso las posibles cosas que compres en tu viaje. La mochila no molestará dentro de tu maleta.
  3. Escoge dentro de tu ropa y objetos necesarios, los más livianos (chaquetas, zapatos, accesorios)
  4. Vacía un poco de tu perfume en un dispensador plástico, y no lleves el pote completo de crema, jabón, etc. si sabes que no lo ocuparás entero. Reduce al máximo este tipo de objetos valiéndote de cajitas o frascos plásticos más pequeños que te alcancen para tus vacaciones.
  5. Considera que no tendrás mucho tiempo ni oportunidad de lavar y planchar. Tu ropa entonces debe ser de secado rápido y de tela que no se arrugue.
  6. Prefiere las toallas de microfibra por sobre las tradicionales. Ocupan mucho menos espacio y se secan rápido.
  7. Procura que toda tu ropa combine entre sí, para que puedas armar distintas tenidas con pocas prendas. 
  8. Los accesorios lo son todo. Si llevas apenas un par de collares, aros, algún pañuelito, tendrás distintos looks sin necesidad de llevar el closet completo.
  9. Piensa en la versatilidad de tus prendas: aquellas piezas que sean cómodas y que al mismo tiempo no ocupen mucho espacio y puedan ser usadas tanto de día como de noche.
  10. Piensa en algún pañuelo que sea multipropósito, para usarlo como pareo, mantita para picnic, bolsa (amarrado), pañoleta, almohada, etc.
  11. Prefiere una almohada cervical que sea inflable, para que puedas desinflarla y guardarla donde quieras, ocupando el mínimo de espacio y solo inflarla para cuando la uses. Es igual de cómoda y cumple su función.

También te puede interesar

0 comentarios