5 errores de belleza menos mencionados, pero que todas cometemos

by - marzo 01, 2018

Foto: franchise opportunities

El aprendizaje se trata de ensayo y error, claramente. Pero a veces cometemos el mismo error una y otra vez, ignorando la importancia que tiene. Conocemos muchos errores en belleza que suelen ser mencionados, como el beber poca agua o bombear la mascara de pestañas, sin embargo, hay muchas más cosas en las que podemos fallar en cuanto a belleza se trata. Veamos:

1. No dormir lo suficiente: parece obvio, pero lo cierto es que muchos no le dan la importancia que merece al descanso. La falta de sueño nos provoca efectos inmediatos y a largo plazo en nuestra apariencia, incluso influye en el aumento de peso. Por lo tanto, es muy importante organizarse para descansar las 7 u 8 horas diarias correspondientes.

2. No limpiar las brochas de maquillaje: las brochas cogen muchos gérmenes y es necesario limpiarlas periódicamente, de esta manera nos evitaremos irritaciones, puntos negros, etc.

3. Olvidar el cuello y pecho: cuando nos aplicamos crema para la cara, nos lo tomamos al pie de la letra, olvidando hidratar la piel del cuello y el pecho. Estas zonas necesitan tanta hidratación como la cara, no olvides esparcir tu crema en toda esa área.

4. Usar productos vencidos: es muy mala costumbre utilizar nuestros productos de belleza sin fijarnos si estos han vencido. Peor todavía es comprar y comprar nuevos productos y abrirlos sin fijarnos si ya tenemos otro igual abierto. Organicemos nuestro tocador, revisemos los productos que tenemos, anotemos en el envase la fecha en que se abrieron con un lápiz permanente y eliminemos aquellos que ya han caducado. No solo no tendrán el efecto deseado, sino que pueden irritar la piel o producir alergias. Todos los productos traen indicada su duración en el reverso, fíjate en ello siempre.

5. Dejar descansar la piel del maquillaje: si eres muy fanática del maquillaje o por distintas razones sientes que dependes mucho de éste y lo usas a diario, es bueno dejar los fines de semana o días en que estemos solas para que nuestra piel descanse, y no aplicarnos ningún producto. El aplicar elementos a diario, y luego quitarlos por la noche, claramente no es muy bueno para nuestra piel. Lo ideal es ser lo más natural posible, pero si no se puede o no se quiere, al menos permitirnos esos “recreos” de vez en cuando.

También te puede interesar

0 comentarios