Es tendencia: elixir de cristales

by - abril 11, 2018


Foto: Pinterest
En una era en que la medicina tradicional se ha intentado dejar un poco de lado para volver a lo natural, no es de extrañar que surjan todo tipo de propuestas que prometen traernos equilibrio tanto físico como emocional, juventud, calma y tantas otras bondades.

Una amiga me comentó sobre una curiosa forma de sanación que ya tiene varios adeptos: se trata de los elíxires en base a piedras semipreciosas, gemas o cristales. Marcas como Gem-Water, Vita Juwel o Longemity son algunas de las marcas que han popularizado este “tratamiento”, ofreciendo lindas botellas con distintos tipos de cristales dentro, según sea lo que busques sanar o equilibrar.

Según Cristalsheal, las piedras sumergidas actúan reestructurando el agua y cargándola con iones negativos. Además, el agua se carga con las propiedades y beneficios de cada tipo de piedra, por lo que resulta igual de efectivo que trabajar con las piedras de la manera habitual.

Existen dos maneras de fabricar un elixir a base de piedras, pero primero te explicaremos cómo comenzar:

1. Escoge tus piedras (ya sea según sus propiedades o de manera intuitiva). Idealmente que no sean más de 3.

2. Busca una botella de vidrio de 1 litro y agua filtrada.


Para saber cual de los dos métodos usar, debes saber que algunas piedras son tóxicas. No en el sentido figurado, porque todas son positivas, sino en el literal, por sus componentes que en ocasiones pueden dañar nuestro organismo. Algunas son:

Turmalina negra (contiene aluminio)

Crisocola (contiene cobre)

Esmeralda (aluminio)

Fluorita (fluorina)

Granate (aluminio)

Labradorita (aluminio)

Lapislázuli (pirita)

Malaquita (cobre)

Piedra luna (aluminio)

Sodalita (aluminio)

Topacio (aluminio)

Turquesa (cobre y aluminio)

El listado completo de piedras tóxicas AQUÍ.


Por ende algunas piedras que serían seguras para utilizar el método directo son: cuarzo rosado, cuarzo transparente, citrino, etc.


Forma directa:

Sumerges tus piedras (procura que estén limpias) en el agua y dejas actuar. Puedes ponerlas al sol, sin embargo debes recordar que algunas gemas oscuras como la amatista se destiñen con la luz solar.

Forma indirecta:

Tomas tu botella con agua filtrada y pones las piedras a su alrededor. También puedes poner un tubo de ensayo cerrado con piedras dentro, emulando estas botellas.


Espera 12 horas y ya puedes beber tu elixir de cristales.

Botella de Longemity
image
Foto: Pinterest
Método indirecto casero, con turquesas
image
Foto: Pinterest
Otra manera de aplicar el método indirecto con piedras tóxicas
image
Foto: Pinterest
En el caso de utilizar piedras tóxicas, tu puedes jugar con la creatividad para crear tu propio método indirecto de “infusión”. No importa si la gema toca o no toca el agua, basta con encontrarse cerca para transmitir sus bondades al agua.

También te puede interesar

0 comentarios