4 buenísimos tónicos faciales que puedes hacer en casa

by - mayo 29, 2018


Foto: Pinterest
Es evidente que nos estamos volcando hacia lo natural, en especial sabiendo que la mayoría de nosotros vive en ciudades muy contaminadas y que hasta lo que comemos es poco confiable. Sin duda existen muchos productos de belleza que podemos fabricar en casa con pocos y sencillos ingredientes, y, lo mejor de todo, de manera rápida y fácil. 
Agua de arroz: es un secreto de las japonesas, un tónico sencillísimo de preparar que hidrata la piel. Simplemente debes remojar un puñado de arroz en agua filtrada durante la noche. Al día siguiente, revuelves, cuelas y pones el líquido en una botella con rociador, y usas cuantas veces quieras. Eso sí, debes conservarlo en el refrigerador y hacer poca cantidad, pues se avinagra muy pronto.
Tónico de pepino y limón: el pepino es una fruta que hidrata y desinflama la piel, mientras que el limón es un potente limpiador y desmanchador, ideal para pieles con acné. En la licuadora, pon un trozo de pepino, medio limón (con cáscara y todo) y un poco de agua. Luego de licuar, cuelas y pones en un recipiente con rociador. Guarda en el refrigerador para que dure más tiempo.
Agua de rosas: conocidas son las propiedades del agua de rosas: revitaliza, hidrata e ilumina la piel, ayuda a equilibrar el exceso de grasitud, es un buen astringente que suaviza y refresca. Para prepararlo necesitas hervir 1 taza de pétalos de rosa fresca (orgánica en lo posible, sin pesticidas) en dos tazas de agua.Hierve por 20 minutos y luego cuela. Luego, hierve el agua sin los pétalos y, una vez que logres una consistencia más espesa, agrega nuevamente los pétalos y hierve por otros 20 minutos. Finalmente cuela, guarda en un frasco con rociador y cuando enfríe conserva en el refrigerador. 
Tónico de vinagre de manzana y romero: el romero es conocido por sus múltiples propiedades medicinales. Para la piel es buenísimo, ya que ayuda a mejorar la circulación y el aspecto de la piel. El vinagre de manzana (orgánico) por su parte es genial para las pieles con tendencia al acné, pues equilibra la grasitud y el Ph, purifica los poros y atenúa las manchas, entre otros. Para prepararlo toma un poco de romero fresco y macera durante un par de días en ¾ de taza de vinagre de manzana. Después se cuela y se mezcla con la misma cantidad de agua purificada. No te preocupes, el olor a vinagre se disipará de inmediato.

También te puede interesar

0 comentarios