Estas son las cosas a las que Meghan tuvo que renunciar para casarse con Harry

by - mayo 22, 2018


Foto: vitaholding
Todos sabemos que pertenecer a una monarquía no debe ser fácil. Por un lado tienes todas las bondades de una vida llena de lujos y comodidades, por el otro, un gran listado de restricciones que te impiden mostrarte tal cual eres. Eso es lo que sucederá con Meghan Markle de ahora en adelante, quien pese a su juventud tendrá que dejar de lado muchas cosas para poder estar con el Príncipe Harry. ¿Quieres saber de cuáles se tratan?

1. Sus redes sociales: Meghan tenía un exitoso blog de moda y temas varios llamado The Tig, además de cuentas en Instagram y Facebook. A todo ello renunció “voluntariamente” antes de casarse, ya que a los miembros de la familia real inglesa no les está permitido tenerlas.

2. Su trabajo como actriz: Markle actuaba en la serie Suits, en donde le iba bastante bien, pero tras conocer, enamorarse, comprometerse y casarse con el Príncipe Harry, Meghan ya no puede trabajar más.

3. Su estilo: Meghan tiene un gran sentido de la moda y el estilo, sin embargo hay ciertos protocolos de la realeza británica que tendrá que cumplir, como dejar de lado el negro (excepto para funerales), los shorts en público, las faldas o vestidos por sobre la rodilla, las piernas desnudas (sin pantys), los jeans rotos, las carteras grandes, reducir al mínimo el uso de pantalones en general, y el esmalte de uñas de colores vistosos y los zapatos con taco chino (corcho), que a la reina le desagradan.

4. Las muestras públicas de cariño: Meghan y Harry no podrán ser espontáneos en sus demostraciones de afecto cuando estén en público. Esta es una regla tácita que, según algunos, Meghan y Harry se encargarán de diluir de a poco, ya que para el anuncio de su compromiso ya se salieron del protocolo y se tomaron de la mano. Ya sabemos que los británicos son fríos…

5. El derecho a voto: cuando Meghan se casó con Harry obtuvo automáticamente la nacionalidad inglesa, sin embargo, ello no le permite votar en ese país, puesto que es considerado inconstitucional (aunque no está prohibido) que miembros de la monarquía voten.

6. El ritmo y la forma de comer: esta es una regla curiosa porque realmente parece estar bastante pasada de moda, pero efectivamente, comer con la Reina tiene sus reglas. Meghan no podrá empezar a comer antes de ella y, cuando ella termine, todos deben terminar de comer, aun cuando quede comida en sus platos.

7. Cruzar las piernas: aunque no es una regla oficial, la monarquía inglesa no ve con buenos ojos el cruzarse de piernas al sentarse.

8. Tomarse selfies: se estableció esta regla pensando principalmente en sus fanáticos, quienes al pedirles una selfie tendrían que darles la espalda, lo cual se ve un poco feo. La idea de eliminar esta práctica, según dicen, es para que la gente mire a los ojos y converse con ellos en vez de pedirles la foto.

¿Qué te parecen las muchas reglas que Meghan debe seguir? ¿Crees que son tradiciones naturales en una familia tan importante o piensas que hay ciertas normas que debiesen abolirse?

También te puede interesar

0 comentarios