Ten en cuenta estos consejos antes de hacerte tu primer tatuaje

by - junio 11, 2018


Foto: Sarah Gerke
Todos nos hemos visto tentados en hacernos un tatuaje alguna vez. Por mucho tiempo yo tuve esta idea hasta que finalmente sentí que llegó mi momento, hace casi diez años. Me decidí por un tatuaje con significado, pensando que al menos el primero debía tener esa característica, y sin buscar mucho más allá, fui a un estudio de tatuajes que me ofrecía a un muy buen precio realizar el diseño que le pedí, que no era para nada complicado. Tuve suerte en que la persona que me lo hizo era bueno en su trabajo, pero la verdad es que ahora, que han pasado los años, pienso en que fui bastante impulsiva y que esa impulsividad pudo haberme costado mucho más caro. ¿Qué aspectos hay que tener en cuenta antes de decidirse por un tatuaje que llevaremos toda la vida?
  1. Elegir el lugar y el tatuador correctos: lo más importante es la seguridad. Será algo que llevarás en tu cuerpo toda la vida, por lo tanto no está de más darse el trabajo de investigar sobre el prestigio de cada tatuador y estudio, para que el diseño quede bien hecho y, por supuesto, tome todas las medidas higiénicas correspondientes.
  2. Escoger el diseño correcto: esto puede tomar mucho tiempo, como puede también ser algo que has tenido en tu mente toda la vida. No escatimes en el tiempo que necesitarás en escoger un dibujo que te acompañará para siempre.
  3. Piensa bien dónde lo quieres: hay lugares del cuerpo que por sus características pueden modificar el diseño original con el paso de los años. En lugares muy expuestos al aire libre como manos, brazos o rostro, los tatuajes tienden a desteñirse con el tiempo. En el estómago y pecho, en especial en las mujeres, tampoco es muy recomendable, ya que con el embarazo la piel se estira y por ende, el diseño se deforma.
  4. No angustiarse con el “significado”: a pesar de que yo escogí un tatuaje que simboliza algo importante para mi, esto no tiene por qué ser necesariamente una regla. Ya el mero hecho de decidirse por un tatuaje en un momento de nuestras vidas hace que el diseño, cualquiera que este sea, cobre significado automáticamente, ya que te estás atreviendo a hacer algo distinto a lo habitual. Puede ser, por ejemplo, que ese tatuaje esté simbolizando ese momento de tu vida en que algo te marcó. Entonces, realmente aquello del “significado” es subjetivo, siéntete con la libertad de escoger una ilustración por su belleza y nada más que por eso, aunque aparentemente no “signifique” nada.
  5. Anda con un amigo: los nervios nos pueden jugar una mala pasada, por eso es que siempre será mejor ir acompañados de algún amigo que nos apoye, que vaya viendo el trabajo y te ayude a decidir cualquier improvisación que te sugiera el tatuador.
  6. Lleva un chicle o caramelo: no es que duela mucho, pero el dolor es algo subjetivo en muchos casos, y algunos tenemos más resistencia que otros a tolerarlo. Mascar chicle o comer caramelos mientras te tatúas te ayudará a relajarte y a enfocar tu atención en otra parte de tu cuerpo, al menos parcialmente.

También te puede interesar

0 comentarios