Las claves para irradiar seguridad en ti misma

by - julio 18, 2018

Foto: Dennis van Zuijlekom


La seguridad en uno mismo es una virtud escasa. Son pocos los que llegan a la adultez con la misma pachorra de niños, en realidad la mayoría tenemos que trabajar para recuperarla, o de plano, desarrollarla desde los cimientos. Tal vez nuestros padres también eran inseguros, y con esa carga genética es difícil que salga un hijo seguro de sí mismo. Otras veces ciertos traumas en la niñez van deteriorando esa confianza en nosotros mismos, y una vez adultos, nos vemos obligados a trabajar en ella, pues nos damos cuenta que el resto nota nuestras inseguridades y en algunos casos, se aprovechan de ello.

Pero existen muchas maneras de trabajar en nuestra autoestima y seguridad en nosotros mismos.


1. Hablar pausado cuando mantienes conversaciones con otros, sin desesperarse por hablar.

2. Sonreír: hazlo de manera natural para proyectar amabilidad, empatía y capacidad de socializar.

3. Mira a los ojos: este es un ejercicio que con el tiempo verás se te hará más fácil. La mirada debe ser natural, tampoco es la idea que te quedes estática, sin pestañear siquiera.

4. Postura: columna erguida, brazos a los lados, piernas juntas o cruzadas, demuestra relajo con tu cuerpo. Cruzar los brazos es señal de estar a la defensiva. Cambiar constantemente de postura refleja nerviosismo.

5. Evita morderte los labios, comerte las uñas o rascarte la cabeza, estos gestos demuestran estrés.

6. Saludo: saluda a todos los presentes cuando llegues a un lugar, como si los conocieras de siempre.

7. Tono de voz: usa un tono de voz suave pero firme. No grites.

También te puede interesar

0 comentarios