No estamos locas, Nicolás López

by - julio 04, 2018

Foto: espectaculosaldia
Un terremoto grado 9 ha remecido el pequeño mundo del espectáculo chileno. Nicolás López, conocido y joven director de cine de exitosas películas como Promedio Rojo, Qué pena tu vida (y sus secuelas) así como de "Sin filtro" y "No estoy loca" ha sido acusado de abuso sexual por 9 mujeres que trabajaron con él. A las acusaciones de Lucy Cominetti, María Vidaurre, Daniela Ginestar, Josefina Montané, Bernardita Cruz y Andrea Velasco (más otras no mencionadas de momento) se suman los relatos de Daniela Nicolás, Cristina Peña y Lillo y Belén Mora. Los relatos coinciden en el abuso de poder de López, dirigido principalmente al ámbito sexual. En el caso de las mujeres, coincide la fijación por agarrarles las pechugas y  su frase típica: "tú y yo vamos a terminar tirando" pese al evidente rechazo que sus interlocutoras demostraban. Una frase que incluso su amigo y actor Ariel Levy repitió imitándolo en un cumpleaños, a modo de chiste. Como si realmente fuese gracioso.


Andrea Velasco, Ariel Levy y Lucy Cominetti para "Qué pena tu vida" 
Qué pena tu vida es una película chilena dirigida y escrita por Nicolás López, protagonizada por Ariel Levy, Lucy Cominetti y Andrea Velasco. Es una comedia romántica que aborda las relaciones amorosas en los tiempos donde es predominante el uso de redes sociales como Facebook y Twitter.
Foto: Pinterest

Pero a medida que más y más mujeres se iban sumando al listado de situaciones grotescas y abusivas de López, también comenzaron a surgir testimonios de hombres que trabajaron o se relacionaron con él de alguna manera, como el caso de Esteban Rojas, quien durante años fue blanco de las ofensas, sobrenombres y denostaciones de López. Rojas trabajó en la productora Sobras junto a López y a través de Facebook relató la experiencia de haber trabajado para él, detallando el denigrante trato que recibió de su parte. En su caso, el acoso fue laboral, pero a niveles extremos.

Foto: Facebook
Con el relato de Esteban Rojas podemos entender que en realidad sus trancas no se relacionan solo con las mujeres sino tambien con los hombres. En Rojas proyectó todo lo que él odiaba de sí mismo, el gordito feo del curso a quien nadie "pescaba", y lo quiso plasmar en él, para disminuirlo y apocarlo para tener a alguien a quien basurear, desquitándose así de sus años de rechazo.

Al revisar los relatos de cada uno de los denunciantes, más los nuevos que se han sumado, no podemos sino esperar que pronto surjan nuevas acusaciones en contra de Nicolás López. Porque él admiraba y perseguía a las mujeres bellas con la misma vehemencia con la que se burlaba de las menos agraciadas. Casi queda en el olvido este Tweet  de hace algunos años atrás que grafica muy bien su personalidad.

La imagen puede contener: texto
Foto: Facebook


O este comentario sobre su película Aftershock y trabajar en la industria del cine:
La imagen puede contener: 1 persona, gafas, texto y primer plano
Foto: Facebook



Nicolás López tal vez piensa que su video con disculpas es suficiente. Mientras no se te declare culpable tiene derecho a la presunción de inocencia, sin embargo, cuando tantas personas que no se conocen entre sí coinciden en la misma opinión, las posibilidades de que esto sea un malentendido se reducen al mínimo. Recordemos que todo comenzó con las denuncias en contra de Harvey Weinstein en Hollywood, cuando alguien se atrevió a hablar, y la cadena de abusos comenzó a derrumbarse como un castillo de naipes, abriendo una puerta que ya no se cerrará y que acá en Chile dio pie para las primeras denuncias en contra del también director  Herval Abreu hace un par de meses. Porque hace falta entender por qué las denuncias no se hicieron en el momento y ahora sí. Porque es necesario comprender que hay ciertas cosas que son simplemente inaceptables. Porque no estamos locas.


También te puede interesar

0 comentarios