Soluciona todos tus problemas con los zapatos con estos 7 tips

by - julio 03, 2018

Foto: Nicolas Alejandro

No podemos andar por la vida con zapatos que nos incomoden o nos hagan heridas, tampoco es la idea arruinar nuestro look por unos zapatos maltrechos, pelados o viejos. Los pies son los que nos llevan a donde queremos ir, por ello es que debemos protegerlos con zapatos que no se sientan y que nos duren años. Hemos pensado en algunos consejos para situaciones que habitualmente nos ocurren con nuestros zapatos, ¡pon atención!


1. Evita resbalones: antes de comprar zapatos comprueba que la suela sea adherente. Si tus zapatos son, digamos, de "mala calidad"  y se resbalan, evita accidentes y llévalos de inmediato al zapatero a cambiarles la tapilla por una antideslizante.

2. Zapatos "hondos" que raspan: ¿te has fijado que a veces los zapatos son más profundos  y te rozan por atrás, hasta producirte heridas? Para evitar esto no basta con recurrir al parche curita, debes usar una plantilla que te suba el talón para que impida ese roce con el borde del zapato.

3. Evita la humedad: si tu ropero es pequeño y/o húmedo, y guardas los zapatos que no corresponden a la estación actual, puedes evitar que se humedezcan usando aquellas bolsitas de gel de silicio que vienen en las carteras, aparatos electrónicos etc y que siempre debiésemos guardar.

Foto: David
4. Plátano para el brillo: aunque no lo creas, la parte interna de la cáscara de plátano puede servir para sacar brillo a los zapatos de cuero y ecocuero. Simplemente frótala sobre la superficie y elimina los restos que puedan quedar.

5. Cordones que no se desatan: para controlar esos cordones resbalosos que se viven soltando, simplemente necesitas frotarles un poco de vela y ¡listo! permanecerán firmes todo el día.

6. Puntas de cordones "chasconas": los extremos de los cordones a veces pierden su dureza y se abren como un pincel, dificultando la tarea de pasarlos por los ojales. Para juntarlos nuevamente, utiliza esmalte de uñas transparente y con los dedos aprieta los filamentos para que se junten nuevamente.

7. Pinta las peladuras: no es necesario que vayas al zapatero para que te arregle las peladuras o pequeños piquetes de tus zapatos de charol, cuero o ecocuero. A veces bastará con un toque de esmalte de uñas para disimular los raspones de tus zapatos plateados, dorados, rojos, etc. (esto también aplica a las carteras)

También te puede interesar

0 comentarios