Hice un sahumerio en mi casa y esto pasó

by - agosto 23, 2018


Foto: nayragp

 Pese a que soy una persona que cree en las energías y lo esotérico, en realidad hay muchas cosas que me merecían dudas, como los amuletos o los sahumerios. Poco a poco me fui adentrando en la ciencia china del Feng Shui, la gemoterapia, el ho'oponopono y otras herramientas más espirituales para mejorar distintos aspectos de mi vida y potenciar los que ya eran buenos. Siento que aquellas cosas sí me han funcionado y además me hacen sentido, pero tras una seguidilla de problemas familiares, de salud y hasta legales que he estado teniendo últimamente, además de mi propia sensación de cansancio y la constante de tener problemas para concretar proyectos o incluso hacer el aseo, es que decidí que era hora de algo más drástico para descargar la casa y limpiarla.

˚✧✧༚ Pinterest // JadeAmidala
Foto: Pinterest

Compré una de esas típicas bolsitas de sahumerios listos para usar que vendían en una tienda en Providencia. El paquete no traía instrucciones, y la verdad es que no sabía qué esperar, así que lo abrí y vertí el contenido en un cuenco de greda, como había leído era recomendado. Intenté encenderlo pero me costaba que agarrara fuego (luego supe que en realidad no son llamas lo que necesito, sino el humo, y este tipo de incienso "preparado y listo para servir" viene con pólvora por lo que se va encendiendo como la cabeza de un fósforo, de manera suave y emitiendo humito. Procedí según había leído que había que hacer con los sahumerios: pasar con el cuenco por cada habitación de la casa, desplazarse en el sentido de las agujas del reloj y pedir lo que deseas en tu vida ¡siempre en positivo, nunca en negativo! (ejemplo: en vez de decir "no quiero enfermarme" decir "quiero seguir sana")

Cuando terminé mi proceso busqué qué hacer con los restos, y así llegué a unos videos de Pedro Engel y de Ángeles Lazo, que en realidad no explicaban qué hacer cuando terminabas de limpiar la casa, pero sí me dejó clara otra cosa: que estos sahumerios de sobre e "instantáneos" son un poco chantas y que siempre es mejor optar por lo natural.

Si bien la sensación que me dejó la experiencia (más allá del ahogo y picazón de ojos) fue positiva, siento que hubiese sido mejor hacer el sahumerio con hierbas naturales, porque este polvillo (lamento no haber tomado una foto, pero era algo así como arena color beige con pintitas de colores) me dio mala espina en cuanto a sus ingredientes, y después cuando no podía respirar ni abrir los ojos me di cuenta que en realidad era tóxico, considerando que el humo no era mucho.

¿Cómo podemos hacer un sahumerio natural? Hojas de eucaliptus, palo santo, ruda, cáscaras secas de naranja, cáscaras de ajo, incienso, mirra, copal,  y en realidad cualquier hierba seca que tenga buen aroma son los elementos que utilizaremos para nuestro sahumerio. Podemos ayudarnos también con velas (azul para la pureza, amarilla para la abundancia, dice Ángeles) y música relajante, la idea es enfocarnos en lo que queremos para nuestra familia y nuestra vida, en especial protección y abundancia, o en lo que sea que sintamos que estamos debilitados.

Después de hacer el sahumerio tiré los restos (bien apagados) en el basurero, barrí la casa hacia afuera y boté todo por el ducto de basura del edificio. Abrí las ventanas y sin duda me sentí más liviana, y eso puede deberse a una sugestión, pero sin duda todo está en la intención y la energía que le pongamos a las cosas, así es que puedo decir que cualquier ritual positivo que esté lleno de buenas intenciones, servirá siempre.

¿Has hecho alguna vez un sahumerio en tu casa? Cuéntanos tu experiencia.

También te puede interesar

0 comentarios